Aprende a fotografiar flores

Cómo fotografiar flores

Conforme la primavera se va acercando, vemos como los campos comienzan a florecer. Esto es algo que podemos aprovechar para conseguir maravillosas composiciones en las que nuestros modelos principales sean flores.

En este artículo te vamos a dar las claves para que aprendas a fotografiar flores.

La composición es la clave

Aunque los programas informáticos como Photoshop nos pueden ayudar a dejar más bonita la fotografía, tienes que procurar tener un buen material base. Así que controlaremos el encuadre. Fotografiar la misma flor con distintos encuadres puede darte bastantes posibilidades para que tú luego elijas la mejor imagen. También puedes jugar con la inclinación de la cámara y hacer fotografías en vertical siguiendo la dirección de los tallos, no siempre tienes que hacer fotografías en horizontal. De hecho, probar otros ángulos es buena idea porque puedes conseguir una composición realmente singular.

Con la profundidad de campo también conseguirás imágenes distintas con la misma flor. Fotografiar flores con poca profundidad de campo es útil para conseguir fotografías con una zona enfocada muy pequeña, así centramos la atención en una flor o en alguna parte de ella que nos interese destacar.

A pesar de que las flores no son elementos que se muevan cuando vas a retratarlas, una de las cosas más importantes es que tu cámara sea estable para que consigas la mayor nitidez. Para ello, resulta indispensable el uso de un trípode, porque por muy firmemente que sujetes tu cámara, no conseguirás una buena nitidez sin un trípode.

En lo relativo a la iluminación, deberías evitar las horas centrales del día para hacer este tipo de fotografías. El mejor momento para fotografiar flores es al amanecer, por dos motivos: los colores del cielo son más bonitos y el rocío que cubre las flores mejora mucho su aspecto. Además, en este momento del día hay suficiente iluminación, por lo que lo mejor es utilizar el número de ISO más bajo para evitar la aparición de ruido.

Estos consejos son buenos para empezar, pero si quieres ahondar más en la fotografía de flores podría resultarte muy beneficioso contar con un objetivo Macro, porque los objetivos convencionales no te dejarán enfocar a menos de 50 cm de distancia del objeto. Y es que, para captar todos los detalles de la flor, con un objetivo Macro puedes llegar a hacerlo desde distancias verdaderamente pequeñas.

Y lo más importante

Lo mejor que puedes hacer, si deseas fotografiar flores, es salir de excursión en solitario, porque conseguir buenas imágenes exige paciencia y muchas pruebas. Si vas con acompañante, lo mejor es que ambos seáis fotógrafos, de lo contrario, tu compañía se aburrirá y es posible que tú no te sientas libre para hacer las fotografías que quieres. Recuerda: cualquier fotografía necesita tiempo de preparación y cero estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>