Desayuno en la cama

Este es el desayuno que puedes llevarle a la cama

Lo vemos lejos, complicado, pensamos que se ha perdido esa costumbre, que es de cuentos románticos o de comedia americana. El desayuno en bandeja, preparado con cariño y directo a la cama es uno de los detalles más valorados cuando estamos conociendo a alguien y que exigimos para disfrutar de un momento romántico al lado de nuestra pareja. Por ello, este es el desayuno que puedes llevarle a la cama y lo más bonito es que podáis disfrutarlo juntos.

PARA GUSTOS HAY COLORES

Aunque ya hay empresas especializadas en pedidos originales como un desayuno completo, con globos y con todo lujo de detalles, nosotr@s también podemos prepararlo sin olvidar ningún ingrediente y atendiendo a todas las preferencias de nuestr@ sorprendid@.

No es necesario dudar entre café, té o cacao, porque podemos incorporar a la bandeja recipientes con leche y agua y otros, más pequeños, con las diferentes opciones para que podamos elegir juntos lo que más nos apetezca.

En cuanto al acompañamiento, podemos organizarlo de la misma forma, con tostadas que puedan aderezarse y varias opciones entre las que elegir. Un poco de mantequilla, mermelada, aceite, sal, atún y jamón pueden hacer que vayamos sobre seguro.

HAY SITIO PARA LA FOTO

En la cama tenemos que dejar un hueco muy especial a la cámara, para inmortalizar el momento sorpresa, al llegar con la bandeja y para compartir foto con el desayuno y su emplatado. Recuerda que puedes seguir todos nuestros consejos en nuestro blog.

A veces lo superior es enemigo de lo bueno, así que no pierdas tiempo ni dejes que pueda enfriarse hasta el momento más romántico simplemente por capturar el conjunto de alimentos y que tenga un encuadre perfecto. Lo importante, siempre, es poder disfrutar de cada instante.

REPETIRLO Y SIN MOTIVOS

 No es necesario celebrar un día en concreto para tener ese detalle con la persona que se va a despertar a tu lado, ya que para un momento mágico es indiferente el lugar, la fecha y la situación sentimental. Cuando lo importante es amanecer con una sonrisa que se pueda mantener a lo largo del día, el calendario tiene que permanecer en un segundo plano.

Repetir este ritual siempre que nos apetezca es otra recomendación a tener en cuenta. Al final, puede sentir la misma emoción la persona que recibe el desayuno que la que lo prepara con creatividad, cariño y esmero. No es necesario jugar con detalles para dar las gracias, celebrar una cita clave o simplemente pedir perdón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>